Abogado en Ronda

Abogado en Ronda - Miguel Ángel Romero Murillo

Miguel Ángel Romero Murillo

Abogado en Ronda

Letrado del Ilustre Colegio de Abogados de Málaga. Licenciado en Derecho y Ciencias Políticas y de la Administración por la Universidad de Granada (UGR) y Máster de Abogacía por la Universidad de Sevilla (US). Tertuliano de cadena Cope y Ronda Directo. Colaborador en revistas y publicaciones jurídicas.

Despacho especializado

Miguel Ángel Romero Murillo es abogado en Ronda especializado en Derecho Civil y Penal.

Si desea hacer una consulta no dude en ponerse en contacto sin compromiso alguno. Analizaremos su situación y le informaremos de aquellas acciones legales que se puedan ejercitar.

Lo más importante para nuestro despacho es ofrecer un servicio personalizado y experto. Con profesionalidad, compromiso y honradez hacia nuestros clientes.

Experiencia
profesionalidad
compromiso
Honradez

Derecho de Familia

Abogados Derecho de Familia en Ronda

Reclamaciones de deudas

Abogados reclamaciones de deudas en Ronda

Derecho Bancario

Abogados Derecho Bancario en Ronda

Indemnizaciones

Abogados indemnizaciones en Ronda

Derecho Hereditario

Abogados Derecho Hereditario en Ronda

Derecho Inmobiliario

Abogados Derecho Inmobiliario en Ronda

Bufete de abogados en Ronda. 

Ofrecemos asesoramiento y orientación jurídica. La filosofía de trabajo que nos inspira es la atención personalizada de cada caso. El asesoramiento que brindan nuestros abogados en Ronda se ejerce tanto en los Tribunales de Justicia como en otros diversos campos. La función asesora que el abogado realiza es también una manifestación de garantía. De la misma manera que se postula que la ignorancia nos priva de libertad, el desconocimiento de los derechos hace menos libre al ciudadano. Conocer los propios derechos es la base de la libertad individual. Corresponde al abogado informar del alcance de aquellos y cómo ejercitarlos en el marco del orden jurídico. 

Ahí el abogado también debe verse amparado en su función, porque por esta vía también se constituye en garante de libertad. Debe ser una garantía: sólo así puede el abogado ser lo que la sociedad espera de él. Así pues, la esencia del abogado debe estar a la altura de lo que la sociedad y la ciudadanía espera de nosotros. La autoexigencia y la satisfacción del cliente son principios básicos de nuestra actuación jurídica.